Google+ Followers

Una vida en el día

Una vida en el día


Munch, The beast
Ella se levantó y  lo despidió con un beso. Era domingo pero los hospitales seguían marchando. Se durmió y tuvo un sueño erótico. En una oficina había una mujer desnuda, luego se va a acostar, estaba tapada con una sábana blanca, un pliegue le tapaba el cuello y parte de la cara pero un hueco dejaba ver sus tetas. Se masturbó y se volvió a dormir pensando que tendría que embarazar a alguna puta. Se despertó con náuseas, algo que comí, pensó, ni siquiera cocinar sabe. Se volvió a dormir. Soñó con los beatles... ellos se habían convertido en perros. Paul era un mestizo negro, estaba peleado con uno de los otros y por eso nunca los juntaban. En otro sueño 


Paul McCartney
volvió a soñar con los beatles... pero en éste caso él era una especie de viajero del tiempo. Ellos iban a conectarse a un chip... él sabía que si lo hacían  terminarían separándose. El chip estaba en una carcasa parecida los modernos teléfonos.. Se despertó pensando que el chip debería llamarse Yoko Ono. Estaba deprimido, no quería levantarse sólo quería soñar. Encendió la radio bajito. No, el volumen estaba bajito, no existen radios de marca bajito. Empezó la transmisión del partido, encendió la tele y le quitó el volumen. Volvió a soñar, esta vez fueron cosas relacionadas con el fútbol. Las pelotas eran patos. Todo porque había estado viendo fotos de patos la noche anterior. Se levantó tarde y salió como zombie para un super chino: Huevos, harina, tomates y demás cosas, cuando volvió, ya se hacía de  

noche. De puro aburrido se puso a amasar tallarines, puro huevo y cortados a cuchillo, no quiso sacar la máquina de la casa. Sabía que su vida se dirigía hacia la nada. Cuando su esposa llegó, el agua rompió a hervir. Pensó que debería ser relojero o admistrador del tiempo. Mañana.. otra vez ella se iría y el se quedaría pelotudeando...o haciendo quehaceres domésticos...

Patricio Peralta R
Leer otro sueño

No hay comentarios:

Publicar un comentario